martes, junio 16, 2015

... desprecio; combustible amargo de la soberbia...

- José Vasconcelos. La tormenta

martes, junio 09, 2015

Vasconcelos sobre el indigenismo radical

Y hablaba Díaz Soto con elocuencia y con fuego. "Todo el país debiera ser de los indios; nosotros, los criollos y los mestizos estábamos de más; el general Zapata representa el primer caso de un caudillo netamente indígena." Ni siquiera esto era verdad porque Zapata era un mestizo. Pero Díaz Soto, soltando la verba, afirmaba: "El plan de Ayala es el primer programa salvador de la historia de México. Antes de él no ha habido nadie; Juárez era una burgués; Madero era otro sucio burgués y, además, pecado imperdonable, era un blanco." También Díaz Soto es un blanco. En México las campañas del fanatismo indígena las hacen los blancos; los indios, por regla general, no hablan de su casta; tratan de disimular que son blancos. Y la campaña de indigenismo radical es obra protestante imperialista de tan sutil penetración, que la emprenden a menudo hombres como Díaz Soto, medio católico y perfectamente español y sin simpatía alguna por lo anglosajón. 

- Fragmento de La tormenta. José Vasconcelos.


miércoles, junio 03, 2015

La revolución fallida

Toda una sociedad podrida parecía resistir nuestro esfuerzo por regenerarla. Y, en efecto, ¿adonde iban a parar cien años de historia sombría si de repente un Madero, sin hazañas de sangre, levantaba el nivel nacional, iluminaba los bajos fondos de nuestro destino? Todo un pasado de horror exigía que no se removiese más, que no se produjese el contraste de un gobernante talentoso y honrado y la acción cavernaria de sus antecesores. Era necesario acabar con aquel petulante que sin duda era un hipócrita. Desde antes que apareciese la figura patibularia de Victoriano Huerta, cierta opinión clamaba por otro asesino en el mando. ¿Qué era eso de la bondad, la libertad y el talento en el gobierno? Que se fuera a Suiza con esa canción aquel Madero exótico. ¡Lo que México necesitaba era otro Porfirio Díaz! Torva intención dentro del rostro mudo. Cruel la mano contra quien ose pensar y ser libre.  
La vieja sensibilidad azteca, humillada el 7 de junio con las apoteosis de aquel blanco, resuelto a no matar, se removía ofendida anhelando la reaparición de su representativo, el tirano zafio. Y así fue como se propagó el grito infame: 'Pino, no... Pino, no". Lo repetían los ex porfiristas, los próximos huertistas, los futuros carrancistas. Pino era un patriota limpio de sangre.

- Ulises Criollo. José Vasconcelos.

martes, junio 02, 2015

Ulises Criollo

Es una verdadera joya de la literatura mexicana. Como bien decía Gabriel Rodríguez Liceaga alias el NEB en sus recomendaciones literarias de la mañana, es un libro divertidísimo, imperdible.

En medio del recuento de sus aventuras eróticas, encontramos fragmentos hilarantes llenos de sinceridad como este:

"Yo fracasaba por mal orador y porque puesto en contacto con la masa humilde me entraban unos ímpetus peligrosos de sinceridad. Por ejemplo, un día hablé de que antes de intentar democracia y actividad política el pueblo necesitaba emprender la campaña del agua y del jabón. A pesar de mi intención pura, el consejo pareció a unos ofensivo, a otros impolítico, y me dejó desilusionado de mi capacidad demagógica."

Un libro que definitivamente debe leer cualquier persona interesada en la historia y la cultura de México. Es un libro ameno de menos de 400 páginas, no se dejen engañar por los que dicen que es un libro muy largo. Es, eso sí, la primera parte de las memorias de José Vasconcelos, que incluye otros tres libros. Este primer libro es un recuento de la vida del autor desde su nacimiento hasta el asesinato de Madero, cuando el autor tenía 33 años.

 


viernes, mayo 08, 2015

Mi historia favorita del Malcolm Lowry, María-Marie,  no transcurre en México, pero México no podría haber transcurrido en la historia de Malcolm Lowry de no ser por esta historia que Lowry terminó escribiendo al costado del manuscrito de un cuento inédito titulado "Enter One In Sumptuous Armour":

El joven narrador suele acompañar de vez en cuando a su padre - en un imponente automóvil Minerva con chofer - desde su hogar en Caldy, Wirral, hasta Birkenhead, donde el padre toma el ferry que remonta el río Mersey hasta sus oficinas en Liverpool. Por el camino, siempre se cruzan con un vecino, un abogado, que parece preferir caminar esos doce kilómetros desde la villa al barco. Al verlos pasar en la limousine, el abogado siempre los saluda con una sonrisa triste y un movimiento casi militar de su bastón. El padre nunca devuelve el saludo y cuando el chico le pregunta quién es ese hombre y por qué lo ignora una y otra vez, le responde: "Es alguien sin la menor disciplina." Y cuando el chico insiste, vuelve a preguntar, el padre da por terminada la conversación con un: "Es un borracho." El chico no sabe muy bien qué es un borracho pero sí sabe que ese hombre día tras día elige recorrer esa larga distancia, lluvia o nieve o sol, y de pronto le parece que ese desconocido es la persona más heróica y admirable que jamás ha conocido y conocerá. El automóvil se aleja, el chico se voltea para ver al hombre cada vez más pequeño y más atrás en el camino, y a la hora de ponerlo por escrito tantos años después recuerda: "Mi padre nunca lo supo, pero fue entonces cuando decidí secretamente que cuando fuera grande yo iba a ser un borracho."

- Fragmento de Mantra. De Rodrigo Fresán.

Mande (Obedezca)

Mande es la palabra que, con engañosa docilidad, te dicen los mexicanos para, acto seguido, hacer lo que les da la gana, María-Marie. O no hacer nada que no tengan ganas de hacer.

- Mantra. Rodrigo Fresán.

jueves, mayo 07, 2015

San Felipe de Jesús, primer santo mexicano

Jack Kerouac - Mexico City Blues

Mexico City Blues [113th Chorus]

Jack Kerouac1922 - 1969

Got up and dressed up
      and went out & got laid
Then died and got buried
      in a coffin in the grave, 
Man—
      Yet everything is perfect,
Because it is empty, 
Because it is perfect
      with emptiness, 
Because it’s not even happening.

Everything
Is Ignorant of its own emptiness—
Anger
Doesn’t like to be reminded of fits—

You start with the Teaching
      Inscrutable of the Diamond
And end with it, your goal
      is your startingplace, 
No race was run, no walk
      of prophetic toenails
Across Arabies of hot
      meaning—you just
      numbly don’t get there

martes, mayo 05, 2015

Fray Servando Teresa de Mier

Ayer leí (en Mantra, obviamente) sobre el famoso sermón de Servando Teresa de Mier el 12 de diciembre de 1794 que le valió el exilio de México. En él decía que la virgen no se le había aparecido a Juan Diego sino que fue traída a México 1500 años de la llegada de los españoles por Santo Tomás, siendo, "quizá, el primer antecendente histórico conocido de teoría einsteniana y mecánica cuántica a la vez que entroncaba sin dificultad con la percepción multidimensional de los aztecas." Siendo que los indígenas creían en la Virgen, luego volvieron a su idolatría vistiéndola con los rasgos de Tonantzin hasta que los españoles la trajeron de vuelta.

Luego homenajearon su memoria poniéndole su nombre a una calle en el centro.


Ahora me voy enterando de que Reinado Arenas dedicó una novela a la vida de Fray Servando Teresa de Mier titulado "El mundo alucinante". Corro a la librería. 

Locations of visitors to this page