viernes, agosto 13, 2010

Sobre la sexualidad de las indias

vista por los españoles, claro está.

Para quedar en paz con su conciencia, por bien dispuesta que esté a pecar, [la india] ha de ser subyugada. Si se le habla dirá que no. Cederá a la fuerza bruta, aunque ésta no sea mucha ni sea brutal. Pero no dirá que sí. ¿Consentir? Jamás. Al menos no las primeras veces. Consentir expresamente o tácitamente como la aldeana española le parece indecente.

[...]

... a la india hay que tumbarla en la tierra para poseerla. No se necesita para ello gran esfuerzo si el agresor le gusta... Y además hay que taparle la cara... Y ya está todo listo. Después hay que dejarla huir corriendo y avergonzada. Y no hay que pagarle nada. Pues no se paga a aquél a quien se roba.


- Luis Enrique Erro. Los pies descalzos.

¡Trás!

Puro romance durante la Conquista.

1 Invaluables opiniones:

Anonymous Anónimo dijo, aunque sin mucho sentido ...

babummmmba ! En toda la cara y con dos cojones (como se dice)!

lun. ago. 16, 04:00:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home


Locations of visitors to this page