miércoles, marzo 24, 2010

Sobre la maledicencia

o "me la pelas: soy tu padre."

(...) tiene [el mexicano] una susceptibilidad extraordinaria a la crítica y la mantiene a raya anticipándose a esgrimir la maledicencia contra el prójimo. Por la misma razón la autocrítica queda paralizada. Necesita convencerse que los otros son inferiores a él. No admite, por tanto, superioridad ninguna y no conoce la veneración, el respeto y la disciplina. Es ingenioso en desvalorar al prójimo hasta su aniquilamiento.


- En El perfil del hombre y la cultura en México. Samuel Ramos.

¡Ay, sí! Los españoles y los italianos tampoco cantan mal las rancheras. Eso es un defecto común de las culturas latinas, a mi parecer.

Pero bueno, se puede decir que sí: encontramos un gusto particular en deshacer al prójimo. En eso me considero profundamente mexicana. Es costumbre común en Cuernavaca, que muchos han dado en llamar Cuernavaca 90210... Oh, bajas pasiones.

Y si no me creen dense una vuelta por el blog del Neb - un blog muy mexicano- y pasen a la sección comentarios. Pongan especial atención a los comentarios de Anónimo.

1 Invaluables opiniones:

Blogger Seth sin luz dijo, aunque sin mucho sentido ...

Podrían hacerse tantos tratados sobre el uso peyorativo del lenguaje con tan solo visitar las entradas del NEB... Si pudiera haría mi tesis sobre sus anónimos, jajaja.
Buen blog, saludos.

mié. mar. 24, 05:11:00 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home


Locations of visitors to this page