sábado, diciembre 13, 2008

Hoy en mi clase de flamenco pusieron unos tangos de Vicente Amigo, como a la mitad de la primera vez que la pusieron me dieron unas ganas terribles de llorar y me empezaron a salir mal todos los pasos.

Descubrí con infinito placer que todavía tengo la capacidad de enamorarme, de recordar y de llorar.
¡Tengo sentimientos! ¡Estoy viva! ¡No soy europea!

1 Invaluables opiniones:

Blogger Larisa Escobedo dijo, aunque sin mucho sentido ...

sentimentalismo latino de telenovela! esto si que es vida!

mar. dic. 16, 04:08:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home


Locations of visitors to this page