domingo, octubre 12, 2008

La ebriedad y el amor

Una persona que prefiere permanecer en el anonimato me envió este texto hoy:

"El vino hace también amorosos a los hombres; esto se demuestra en que al ebrio se le puede inducir a besar, incluso en la boca, a personas a las que, por su aspecto o por su edad, nadie besaría estando sobrio".

[Problema 30,1 de Aristótesles en Saturno y la melancolia de Panofsky]

Oh, dulces estados de efervecencia alcohólica no me lleven por el camino de los horrorosos amores.

1 Invaluables opiniones:

Blogger Mariana M* dijo, aunque sin mucho sentido ...

Ni que lo digas. Ni que lo digas. Bendito el alcohol que beneficia a los feos.

jue. oct. 16, 04:00:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home


Locations of visitors to this page